Nuestra Filosofía

Muy pocas personas se sienten cómodos en la silla del dentista. Hay muchos que tienen miedo a algo relacionado con el odontólogo o tratamiento dental y hay unos pocos que sufren de fobia a todo este entorno.

Esto esta relacionado con las diferentes experiencias vividas durante toda la vida con el mundo medical y dental. Un tratamiento doloroso o un profesional poco amable dejan huellas…

De niño le tenía mucho miedo al odontólogo. Este miedo se diluyó cuando ya estudiante en odontología, descubrí un profesional que me trató con mucha delicadeza y no noté nada durante la anestesia ni durante el tratamiento.

Intentamos crear un ambiente agradable en lo que concierta todo alrededor del tratamiento: ton de voz, ruidos, olores, etc…

Queremos crear un ambiente donde pacientes y personal trabajando se sienten a gusto.

Esto funciona con un equipo preparado profesionalmente y con ganas de trabajar y ayudar a las personas.